Tuesday, May 1, 2012

Despedida de un hijo, para una madre que acaba de fallecer

Reproducido de Voces Lojanas - Marzo 12, 2009
 
El post que sigue es una contribución del Ing. Marcos Augusto Requelme Balcázar como un homenaje de despedida a quien en vida se llamase Doña Eloiza Balcázar Torres de Requelme:

Allá en un día 13 de abril de 1923; nuestro creador dio la alegría a la Familia Balcazar Torres, especialmente en la mamá de Eloiza de Jesús Balcázar Torres, doña Teodora Torres (mi querida y nunca olvidada abuelita), 67 años compartieron la vida entre casados con Leonidas Alfonso Requelme Balcázar; tiempo en el que compartieron, el amor, alegrías, penas, sufrimientos, sinsabores, triunfos, pasatiempos, trabajos, pasatiempos, tristezas, incertidumbres, etc,etc.; viéndolos crecer a sus 10 hijos; inculcándoles las buenas costumbres en el comportamiento diario con sus semejantes, educándolos con la tradición en la fé católica, enseñándoles todo lo mejor, en la tradición, en el amor, en la cultura, en la educación, en la responsabilidad, en el trabajo diario, en la lucha permanente por la vida, en la alimentación, en la vida misma.

El día martes 3 de marzo del 2009 (fecha inolvidable para el que escribe este mensaje) siendo las 15Hoo 15 minutos; Dios le dio la última oportunidad a Eloiza de Jesús Balcazar Torres de Requelme para que realice su último suspiro en la sala 303 de Solca de Loja, Ecuador; acompañada de sus hijos, Marcos y Patricia –los hijos nos íbamos turnando para cuidarla de día y de noche, en su camino para encontrarse con el divino Creador; además estaban presentes su sobrina la Sra. Graciela Balcázar y su hermana Rosa Balcázar que la doliente solicitaba para perdonarse y despedirse hasta siempre. También estaba acompañada de sus hermanas de la Legión de María de la Iglesia El Pedestal, lugar donde adoraba a “Jesusito”; donde todos rezábamos para que la almita de mi “mami”(como cariñosamente yo la llamo), se encuentre con el creador.

Las palabras de despedida de un hijo para una madre fallecida resultan insuficientes; y no se encuentra en el diccionario de la vida, sin embargo trato de hacerlo:

Cada vez que me despido de ti me muero por dentro. Y cada vez que me reencuentro contigo, siento que estoy en el cielo.

“Solo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor”, George Eliot

Si fuésemos capaces de saber cuándo y dónde volveremos a encontrarnos de nuevo, nuestra despedida sería más tierna.

Un millón de palabras no pueden hacer que vuelvas. Lo sé, porque lo he intentado. Tampoco un millón de lagrimas. Lo sé porque he llorado hasta no poder más.

Tal vez lo único que duele más que decirte adiós, es no haber tenido la ocasión de haberme incompetente para curar tus males –diabetes y por último el cáncer al estomago.

Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardaremos los mejores, olvidaremos los demás.
Soñar como si fueses a vivir para siempre y vivir como si fueses a morir hoy mismo.

Los recuerdos construyen un camino que llega hasta el corazón y logra que los amigos siempre lo sientan a uno muy cerca, aunque en realidad estén muy lejos el uno del otro.

Nunca digo adiós a nadie. Nunca dejo que las personas más cercanas a mí se vayan. Me las llevo conmigo a donde vaya.

¿Por qué solo se tarda un minuto en decir hola, y toda una vida en decir adiós?

“Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano”, Kahil Gibran.

Tus brazos siempre se abren cuando necesito un abrazo. Tu corazón sabe comprender cuándo necesito una amiga. Tus ojos sensibles se endurecen cuando necesito una lección. Tu fuerza y tu amor me han dirigido por la vida y me han dado las alas que necesitaba para volar.

Un hombre quiere a su amor más que a nadie, a su esposa mejor que a nadie, pero a su madre más tiempo que a nadie.

“La mano que mueve a la cuna es la mano que manda en el mundo”, W.S. Ross.

Dios no podía estar en todas partes a la vez, y por eso creó a las madres.

Una madre no es una persona en la que uno pueda apoyarse, sino una persona que hace que no necesite apoyarse en nadie.

Cuando se es madre, nunca está sola en sus pensamientos. Una madre siempre deber pensar por doble - una vez por ella y otra por su hijo.

De todos los derechos de una mujer, el más grande es ser madre.

Mi madre fue la mujer más bella que jamás conocí. Todo lo que soy, se lo debo a mi madre. Atribuyo todos mis éxitos en esta vida a la enseñanza moral, intelectual y física que recibí de ella. –George Washington.

“El amor de madre es el combustible que le permite a un ser humano hacer lo imposible”, Marion C. Garretty.

Una madre es una persona que al ver que solo quedan cuatro trozos de tarta de chocolate habiendo cinco personas, es la primera en decir que nunca le ha gustado el chocolate.

Madre es el nombre de Dios que vive en los labios y el corazón de todos los niños.

“El amor de una madre no contempla lo imposible”, Paddock.

Ninguna lengua es capaz de expresar la fuerza, la belleza y la heroicidad de una madre.

“Deben odiar el pecado y amar al pecador”, Gandhi.

“Dios entra en cada persona por una puerta privada “, Ralph Waldo

“Si Dios sabe trabajar a través de mi, sabe trabajar a través de cualquier persona”, Francisco de Asis

A veces cuando rezo es como si Dios estuviese en todas partes cerca de mí - -tan cerca que no me gusta decir amen. Decir amén es como si terminase una conversación telefónica con él. Digo yo que sería estupendo si, en vez de colgar el teléfono, pudiésemos dejar el teléfono descolgado para siempre. Así, cada vez que nos acercásemos al teléfono para escuchar, escucharíamos a Dios respirando el otro lado del teléfono –Laura Peyton Roberts.

“Dios no cierra una puerta sin abrir otra”, refrán irlandés.

“El hombre propone, pero Dios dispone”, Thomas Kempis.

Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza, una ayuda presente ante los problemas.

“Un bebé representa la opinión de Dios de que el mundo debe continuar”, Carl Sandburg.

Conocer el grado del amor con el que Jesús Cristo nos ama nos debería hacer quererle de tal forma que quedase reflejado en nuestros actitudes, nuestra conducta y nuestro compromiso. La madurez espiritual se demuestra cuando sabemos activar nuestro conocimiento espiritual –Edward Bedore.

Para las personas religiosas, el nombre de Jesús es un nombre que nos alimenta, un nombre que nos transporta. Su nombre es capaz de hacer levantar a los muertos y hacer que los vivos sean bellos –John Henry Newman

¿Qué ocurre cuando estamos muertos? La ironía es que todas nuestras dudas se solucionarán después de morir. Pasamos toda la vida intentando encontrar la respuesta, y la única forma de saber qué pasa es que nos atropelle un autobús. Y nuestro único consuelo es que Dios sea el conductor de dicho autobús - John Ryman

“Si la fé mueve montanas, el amor en Cristo toca lo inalcansable”, Giselle.

No os vengueis nosotros mismos, amados mios, sino dejad lugar a la ira de Dios, porque escrito esta: Mia es la venganza, yo pagare, dice el señor. Asi que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, escuas de fuego amontonaraás sobre su cabeza. No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal. Romanos 12:17,19-21 –Dulce Maria.

Todo lo puedo en Cristo que nos fortalece, Erika

No comments:

Post a Comment